diumenge, 16 de setembre de 2012

Refugio antiaéreo de la Sociedad Coral La Lira de Sant Andreu


El subsuelo de la sociedad Cultural i Esportiva La Lira de Sant Andreu de Palomar en Barcelona, en la calle Coroleu, 15, esconde un refugio antiaéreo construido durante la pasada Guerra Civil, con el fin de proteger a los socios de la entidad que se encontraran en la misma durante los bombardeos que pudieran producirse.
El refugio de La Lira es una pequeña construcción, que a pesar de ser conocida por muchos socios de la entidad, ha pasado casi desapercibida en el tiempo, generando al mismo tiempo la duda de si era un refugio o una fresquera.
Una duda razonable para algunos, pero poco consistente delante de otros elementos que ha habido de tener en cuenta:
En primer lugar, según su presidente Enric Capdevila, los socios más antiguos siempre habían hablado de refugio; en segundo lugar su construcción fue como la de otros refugios; y la tercera el poder disponer de un plano del refugio 469, construido en el edificio de La Llum Andreuenca, más conocida como "La Rosa" en la misma calle Coroleu, 40-42, pocos metros más allá y de características similares.
A pesar de ser dos construcciones casi iguales hay dos grandes diferencias, la primera que el refugio 469 tenía dos entradas mientras que el de La Lira nada más tenía una y la segunda que el de "la Rosa" era un poco más grande. El resto era de galería de mina, con una pequeña habitación con bóveda y con una mesa redonda y un banco las dos cosas hechas de obra.
Plano refugio 469
En cuanto al refugio de La Lira, a este se accede por una escalera de veinte escalones en un recorrido de 180 grados, para proteger el interior de las ondas expansivas de las explosiones de las bombas, luego sigue una galería de 0,70 metros de ancho por unos 9,00 metros de largo que conduce a una pequeña habitación de 2,17 metros de diámetro por una altura en el vértice de 2,73 metros y a una profundidad de 5,50 metros.
Esta pequeña habitación tiene tres cavidades abiertas en las paredes, que tenían la función de armario, de entre un metro y metro doce por unos cincuenta y cuatro centímetros de por sesenta centímetros de altura. También hay una mesa redonda de un metro de diámetro y un banco circular de treinta centímetros, en el cual hay adosado un pequeño depósito de agua.
La función de este refugio, vista su estructura, seguramente fue diseñado más para dar un servicio a los miembros de la Junta Directiva con el fin de continuar sus reuniones en un lugar era más seguro en el caso de un bombardeo.
El hecho de que sólo tuviera una entrada lo dejaba fuera de la relación de los refugios que primero abrió el Ajuntament de Barcelona y después la Junta de Defensa Pasiva de Barcelona, ya que estaba fuera de lo que establecía el reglamento.
Con el paso de los años con la aparición de algunos refugios que no estaban registrados y de diferentes investigaciones que han proporcionado nuevos datos, este refugio se suma a otros privados o familiares construidos por toda Barcelona y no registrados por diferentes razones.
En el caso de los refugios de La Lira y el de "La Rosa" hay muchas posibilidades de que los dos fueron construidos por los mismos trabajadores.

 
 Vertice la la boveda
 Deposito de agua
 Armario
 Banco circular
 Mesa
 Fotos y texto Josep Maria Contel

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada